Wednesday June 3 2020
Monica Aristizabal | Profesional del comportamiento humano | maristizabal@tsgroup.com.co

La apropiación de las redes productivas de colaboración comienza desde la visibilidad individual y esta identidad que tiene como origen el ser que corresponde directamente a todo lo que configura la cultura organizacional, es decir, a nuestro hacer.  

El objetivo de tener una identidad corporativa por medio de las redes sociales empresariales, es poder lograr identificarnos adecuadamente, siendo coherentes con la cultura organizacional de la compañía.

Para esto, desde You Make The Shift te compartimos las siguientes recomendaciones que te permitirá construir una identidad social y colectiva desde las cuentas corporativas de tu organización que hacen parte de las redes productivas de colaboración.  

Para la Foto de perfil:

  • En muchos casos, es la primera imagen que una persona puede tener de ti (incluidos desde cualquier área funcional de tu organización) De ahí la importancia de escoger una imagen positiva que defina a tu persona.
  • Analiza la imagen que quieres proyectar a la compañía, porque así sabrás de forma efectiva lo que te gustaría que los demás pensaran de ti.
  • Lo ideal es proyectar una imagen profesional, a la vez que amigable. Por eso es tan importante considerar y valorar con detenimiento qué instantánea escoger. 
  • Foto real. Reconsidera si un dibujo muestra realmente quién eres o los valores que quieres transmitir. Una foto de una flor (por muy artística que sea) no muestra realmente quién eres o qué aspecto tienes. Puede llegar, incluso, a dar la sensación de que te escondes detrás de una imagen abstracta. Recuerdo que somos personas compartiendo información, colaborando y gestionando el conocimiento de la organización.
  • Que se vea bien el rostro. Es aconsejable evitar imágenes de cuerpo entero o de primeros planos (por ejemplo, un ojo). La expresividad se refleja en el rostro.
  • Ambiente neutro. El fondo de la instantánea no debe tener elementos que distraigan del foco de atención, ¡tú!
  • ¡Sonríe! Eso emite una imagen positiva de tu persona. 

Si tienes en cuenta estos pasos para iniciar la construcción de la identidad corporativa, te darás cuenta que el empoderamiento, la visibilidad y la identidad social se comenzará a configurar en la cultura organizacional de tu empres y de las redes sociales corporativas.

No lo olvides; en cualquier aspecto de la vida la imagen es fundamental,  y las redes corporativas no quedan exentas del poder de la imagen, es más, diría que una buena imagen en la red corporativa de tu organización es clave para una campaña de impacto.

Una red social empresarial supone un cambio cultural significativo, y hay que facilitar al máximo la transición a todo tipo de perfiles de empleados. Ya sabemos que las nuevas generaciones están más hechas a “lo social”, pero aquí debemos participar todos.

Si manejamos información netamente corporativa por la red social empresarial, va a mejorar la participación y la comunicación en la organización.

Las redes productivas de colaboración corresponden única y exclusivamente a las dinámicas y a la misma información corporativa que responde coherentemente a la identidad empresarial que integra todo la cultura organizacional.

Finalmente la idea de las redes sociales corporativas es hablar en términos de organización, ya que sirven para mostrar la marca del empleador y para ver las bondades de la compañía.

You Make The Shift


También te puede interesar