Thursday August 13 2020
Monica Aristizabal | Profesional del comportamiento humano | maristizabal@tsgroup.com.co

Para nadie es un secreto que la transformación digital y en consecuencia la transformación cultural estaba teniendo un cambio interesante en muchas de las empresas colombianas antes de que la pandemia del covid-19 llegara.

En este sentido, las organizaciones estaban comenzado a implementar en su cultura organizacional redes productivas de colaboración, donde fueron construyendo un mundo de oportunidades para estar más conectados con los equipos de trabajo,  realizar sinergias colaborativas y acceder a la información en cualquier momento y desde cualquier lugar. Muchas organizaciones hoy en plena pandemia tienen dentro de las empresas los recursos tecnológicos para darle continuidad a todos los procesos desde cualquier lugar. Sin embargo, ¿Qué tan conscientes somos? Y ¿Que tan preparados estamos?

La mayoría de las organizaciones cuentan con una intranet de gran valor para la comunicación, mail corporativo, plataformas colaborativas o red social interna; pero, ¿Qué tanto estamos usando estas herramientas para estimular la participación y la pluralidad de las voces en las personas de las organizaciones? ¿Qué tan efectiva es la comunicación trabajando desde casa en plena pandemia? ¿Qué tanto se está promoviendo la trasformación cultural por medio de estos canales de comunicación desde el teletrabajo?

Todos hoy, trabajando desde casa y siendo parte de este cambio y transformación social, nos hemos dado cuenta que nos falta mucho por trabajar y mejorar dentro de los equipos de trabajo y desde nuestro teletrabajo, especialmente falta trabajar mucho con los líderes en tiempos de pandemia. Ellos son la más importante fuente de la información, es decir, son los influenciadores de los canales colaborativos por excelencia.

Ojala que este momento de cambio e incertidumbre sirva de empujón para avanzar y entender que la forma de relacionarnos, de comunicarnos, de articular procesos y la información en las empresas, cambió y que los líderes son quienes abanderan estos cambios.

Los líderes deben ser los primeros en hacer parte del Shift y ser los apropiados en transformar su propia dinámica y estrategia de trabajo con sus colaboradores; escuchar, responder a las necesidades no solo de los clientes sino de las personas que hacen parte de sus equipos para fortalecer sus competencias y habilidades en la comunicación y la colaboración en tiempos de teletrabajo.

Nuestra única alternativa hoy es el teletrabajo, pero hay otras  alternativas más para liderar a equipos y estar más cerca de las personas acompañándolas en la co-creación y el fortalecimiento de una nueva cultura de la colaboración.

Y esas culturas, con el tiempo, también pueden tener dificultades para mantener comprometidos a sus trabajadores internos, pero para esto necesitamos a líderes comprometidos y empáticos que consideren que el equilibrio entre la vida laboral y personal es uno de sus principales criterios para aceptar un nuevo empleo.

Esta condición requiere que gerentes y ejecutivos desarrollen la habilidad de ejercer un liderazgo remoto. De hecho, el nuevo ambiente de trabajo necesita una forma distinta de presencia ejecutiva.

Las prioridades tienen que estar claras y definidas. La confianza, que es el fundamento de un equipo de alto rendimiento, tiene que estar fomentada en la profundización de la motivación, la alineación con un propósito compartido, y la coherencia de una cultura organizacional. Además, para evitar el agotamiento de los equipos, se vuelve prioritario para los gerentes desarrollar hábitos de trabajo saludables, sin dar la impresión de estar disponibles las 24 horas

Pero quizás lo más importante será no limitarse a observar el comportamiento de los empleados en la ejecución de las tareas, sino el saber qué están pensando y cuál es su punto de vista. Esto requiere que gerentes y ejecutivos estén abiertos a recibir retroalimentación de manera constante, de lo contrario pierden información vital y pueden descarrilar una operación. El trabajo remoto obliga a hacer explícitas todas las conversaciones, sin dar ningún tema por sentado.

En el listado de cualidades del líder a prueba de pandemia y de crisis encontramos: la comunicación asertiva, el trabajo en equipo, la colaboración, el apoyo con expertos, la prevención y la priorización de tareas. 

En TSgroup queremos invitarte entonces a que sigamos fortaleciendo la comunicación y la colaboración en tiempos de teletrabajo, y  que, los líderes de las organizaciones hagan SHIFT en tiempos de pandemia en cada una de las personas que hacen parte de los equipos de trabajo. 

You Make The Shift 


También te puede interesar